Monthly Archives: May 2014

Dinosaurios serios con tenis

Es en serio, cuando uno menos lo imagina las cosas empiezan a suceder y uno no puede cambiar el curso de lo que está viviendo siempre es mejor saber como limpiar zapatos de charol. He empezado como un millón de proyectos en mi vida, bueno,,, siendo más específicos he trabajado en un millón y un proyecto, el último fue lo mejor de lo mejor de aquello que es insuperable.

 

Pero así son los proyectos, a veces empiezan y a veces terminan, es difícil aceptar cuando terminan, pero si terminan bien entonces no es tan duro, lo peor del caso es que casi nunca terminan bien y se les termina recordando como algo negativo.

 

Por eso trato de no pensar en los proyectos en los que he estado, debido a que me da mucha lástima que la mayoría han sido extinguidos como una bola de dinosaurios que estaban por allí paseando cuando de repente llega el sol y les dice un “hasta luego, nos volveremos a ver, pero no muy pronto”…

 

tenis limpios

tenis limpios

 

Bueno, en este día tan especial estaba pensando que no es muy grato encontrarse con billetes en la calle. El otro día me encontré uno y me quede sin saber qué hacer, por ese motivo mejor ni lo levanté del piso.

 

Me he puesto a pensar en aquellos conductores que me caen muy mal en varias ocasiones, no piensan en como lavar sus tenis. Por ejemplo, no sé si a ustedes les ha pasado que a veces van caminando y tienen que pasar por algún crucero de la ciudad. Entonces, justamente cuando los carros están detenidos y uno empieza a caminar por enfrente, solamente para atravesar la calle, uno nota que de la nada ellos empiezan a moverse, como si no quisieran que uno pasara por enfrente de sus cofres.

 

Creo que les da mucho miedo ver que alguien que anda a pie o en bicicleta puede ir más rápido que ellos, pero es que esto no es una carrera, no entiendo como es que de cualquier manera quieren ir más rápido que uno, y me ha pasado en muchas ocasiones. Creo que en mi ciudad no estamos preparados para que la gente ande en bicicleta, tampoco para que anden en patines, ni patinetas… es más incluso no creo que estemos preparados para que la gente ande agustamente a pie.

 

Creo que cuando tengamos 74 años tal vez ya habremos olvidado muchos de estos pequeños detalles que no nos dejan descansar a gusto. La otra vez me estaba quedando dormido cuando en eso encontré un ciempiés que estaba acostado en la misma cama que yo y el no entendía como limpiar zapatos de charol, creo que en esa ocasión no pude haber hecho otra cosa más que salirme de la misma cama y dejar que el animal terminara de descansar.

 

Entonces he recordado que en la mañana no me despedí de ese pequeño animal antes de salir de la casa, ojala y al regresar hoy en la noche esté allí esperandome ya que no me gusta hacer que la gente me olvide así de fácil.
Por cierto, no he mencionado a muchos esto que voy a escribir, pero creo que le tengo más miedo a las mujeres que a los insectos, de perdida con los insectos uno sabe qué es lo que le pueden hacer a uno, pero con el sexo femenino es una trampa, algo medio mortal, algo que no se sabe… un truco de magia que incluye sentimientos ingratos como lavar tenis.

Advertisements

Sin miedo al océano o a limpiar pieles

Hemos estado corriendo durante varios años, no hemos descansado, creímos en algo y lo perseguimos pero alguien ha dicho muchas veces lo importante que es poder cambiar de opinión y el día en que escribimos este mensaje, hoy, hemos cambiado de opinión y de jabon de calabaza.

 

No importan los años invertidos, el proyecto no dió para más, lo cancelamos, nos sentimos terriblemente arrepentidos de haber creído pero de perdida lo intentamos y muchas personas no han intentado nada en sus vidas.

 

Lo sentimos pero de perdida tenemos algo interesante qué platicar y por eso siempre somos el centro de atención dentro de cualquier lugar al que vayamos, no necesitamos que nos lo digan, porque en el fondo lo sabemos, tenemos nuestras experiencias tatuadas como algo meramente visible, aunque sabemos bien que son tan invisibles, no son tangibles, no son algo, sin embargo allí están: brillando como un montón de constelaciones dentro de este universo.

http://www.troy.com.mx

Las diferentes pieles pueden ser utilizadas para elaborar calzado.

 

No creo que algún día las podamos borrar, eso es realmente imposible, pero he de creer que si bien nuestros planes fracasaron entonces ha de ser únicamente por el hecho de que esperamos encontrar un nuevo plan, algo donde podamos de nueva cuenta fijar nuestras ansias de nueva cuenta y somos tan torpes que de hecho lo volveremos a hacer, la vida no vale nada si no se intenta.

 

Hemos creído, mi grupo de personas y yo, que en uno de estos días encontraremos oro escondido dentro de alguna parte de este bosque. Eso va a ser lo más fantástico de haber perdido la esperanza del plan anterior junto con el jabon de calabaza, el saber que si perdimos algo tan importante entonces es porque tenemos la capacidad de volver a formularnos y aquellos que jamás han cambiado de opinión son los que realmente están perdidos, nosotros no, sencillamente hemos estado equivocados durante mucho tiempo, pero eso es algo muy diferente.

 

Quisiera aprovechar esta situación para saludar a aquellos antiguos que nos acompañaron en el camino recorrido, a quienes creían en nosotros y nos brindaron ayuda pensando que jamás cambiariamos, lo sentimos pero la vida nos tomó por sorpresa como una ola que toma a alguien dentro del mar y lo arrastra hasta que se arrepiente de todos sus errores, a los que les va bien cuando eso pasa solamente tienen heridas ligeras, pero con nosotros no ha pasado así.

 

Esta ola a la que llamamos vida nos tomó y nos arrastró, se aseguró de que masticáramos la arena dentro de nuestros dientes, se aseguró de que jamás pudiéramos olvidar esta experiencia, se aseguró de dejar marcas en nuestras pieles y heridas de un tamaño que únicamente un océano puede crear.

 

Sin embargo salimos de ese océano y queremos advertir que no le tenemos miedo, aunque sabemos que existe no le tememos, y no queremos estar cerca de la playa nunca más sin importar lo bonito que ésta pueda ser.
Cuando el océano quiera volvernos a ver tal vez lo logre, pero estaremos arriba de él, volando un helicóptero o algún aparato volador para demostrarle que no le tememos, pero aún así nos gusta verlo, el océano es hermoso. Cuando se le mira desde arriba le da a uno una sensación muy diferente, uno se siente tranquilo, uno siente que jamás se mojará con sus aguas ni verá las bestias y las criaturas que éste mantiene dentro, con enormes dientes, les llama tiburones.